26-01-2022 / 09:53
La Tosquera sin agua: paralelismo de una desgracia


Mientras es una de las veces que se cumplen completos los 10 días de La Fiesta del Chamamé y ya se anuncian las ventas de entradas del Carnaval 2022, en medio de una pandemia en Corrientes suceden situaciones de otro siglo, el barrio La Tosquera sigue sin agua hace ya más de tres semanas.

(Foto documental por Jere Giordano)

Marcelina, Sandra, Cristina, todas vecinas del barrio La Tosquera, tratan de organizar una comunidad barrial con el objetivo de conseguir el agua de todos los días. Ya no pueden esperar una solución ni a cuenta gotas porque el agua no se debe esperar, es un Derecho Humano.Y humanidad sobra en La Tosquera.


En medio de las tres semanas que llevan si agua tuvieron que enfrentar la alerta roja de más de 40 grados en Corrientes, con casos de deshidratación y niños con problemas digestivos. El paralelismo de vivir en la provincia de los Esteros del Iberá y Yacyretá y no tener agua, y además sufrir los cortes de luz.


Después de dos reclamos frente al anfiteatro Cocomarola en plena Fiesta del Chamamé una solución apaliativa llegó al barrio, dos tanques de agua que pueden durar dos semanas. Pero solución definitiva y concreta ninguna. La última respuesta que recibieron por parte del subsecretario de Entes Descentralizados, Aníbal Godoy, fue "nada se puede hacer, eso depende de Aguas de Corrientes y no tienen disposición". No les ofrecen solución ni de parte del gobierno provincial ni el municipal.


Niñas y niños corren alrededor de las botellas que se juntan para darle a los carreros para que aprovisionen de agua, y a Sandra que no le falta buen humor le sale tan suelta la frase, mirando a los pequeños y pequeñas: "cómo se nota la falta de agua acá". En Corrientes el agua también es de unos pocos, Aguas de Corrientes S.A con esta situación no cumple su contrato de provisión y hace del agua un lucro cuando debería ser un derecho humano, cómo dicta la Constitución Provincial.


Vecinos y vecinas llegan, de arriba, de abajo, de los costados y de algún que otro lugar para juntar sus litros de agua del día y otros van llevando también para quienes no pueden ir a buscar como el matrimonio de abuelos que vive en el bajo y que uno de ellos se realiza diálisis. Tres jóvenes cargan tachos por un camino de monte seco para llegar a la casa de los abuelos. Hace unos días atrás un pequeño incendio forestal casi los deja sin casa.


La gente de La Tosquera, cerca de 90 familias, tienen agua gracias a eso, a la solidaridad de organizaciones, carreros y vecinos de otras barriadas que acercan bidones todos los días. Y ahora se encuentran organizando un pedido de realizacion de una nueva perforación porque "no sé puede vivir así, no podemos estar esperando que nos traigan agua cada tanto, queremos abrir una canilla y tener agua sin esperar nada de nadie", comenta Marcelina sin entender la situación.


La falta de agua en la provincia de Corrientes no es la primera vez que sucede y también se da en el interior de ésta. Ya son más de 20 años que se sigue mirando al costado de una necesidad básica. Otro festejo, los carnavales, encara Corrientes para febrero mientras que La Tosquera sigue sin agua, los casos de coranavirus aumentan y la provincia supera por tres los porcentajes de muertes de otras provincias. Mientras tanto, en medio de la pandemia, el discurso sanitario es que hay que lavarse las manos con agua y jabón, una ironía. Es el paralelismo de una desgracia.


 


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo