15-01-2021 / 16:39
El Estado Correntino Asesina, el Poder Judicial es Cómplice y Encubridor


El Colectivo Justicia Legítima Nordeste emitió un comunicado en el que sentó posición ante el asesinato de Héctor Ezequiel "Manchita" García. El deceso se produjo tras una paliza perpetrada por el Servicio Penitenciario contra la víctima.
A través de la Red de Derechos Humanos de Corrientes,  se tomó conocimiento que este Miércoles 13 de Enero  el Servicio Penitenciario mató a golpes a un joven de 20 años, detenido en la Unidad Penal 6 de San Cayetano.  Se llamaba Héctor "Manchita" García, quien había reclamado –por la mañana- asistencia sanitaria y medidas de prevención por el brote de Covid-19 que se produjo en la mencionada unidad penitenciaria.

El 10 de enero el Servicio de Paz y Justicia, manifestaba su preocupación por la situación que atravesaban las 400 personas detenidas en el Penal N° 6 de San Cayetano en la Capital de Corrientes, en la que varios detenidos padecían -y padecen- síntomas propios del Covid-19. Sin embargo no se instrumentan medidas sanitarias pertinentes como ser: asistencia a las personas contagiadas, provisión de insumos de higiene, desinfección de ambiente, etc.

Fueron los mismos familiares de los detenidos los que difuendieron esta gravísima situación, a través de todos los medios posibles, trataron también de sensibilizar a los responsables institucionales, acerca de la pandemia en la cárcel de procesados. Reclamaban agua potable, lavandina, barbijos, control médico e hisopados en los pabellones. Pero la respuesta siempre fue la misma: negación de una terrible y evidente realidad, carencia absoluta de elementos de higiene, rechazo a los hisopados, ingreso violento a los pabellones intimidando, prohibiendo la difusión de esta información. 

Justicia Legitima Nordeste Denuncia el ejercicio violento y brutal en el Penal N° 6 de San Cayetano: sacándolo al joven a las patadas, moliéndolo a palazos. Héctor E. García ingresa al Hospital, con muerte cerebral, por edema cerebral y contusiones pulmonares.

Es el segundo Homicidio ocurrido en tan solo 8 meses.

En el caso de Kevin Candia también un joven- en este caso - de 22 años ,  fue asesinado salvajemente el 21 de abril en la Unidad Penal 1 con varias balas de plomo disparadas por el servicio penitenciario durante una represión,  no existiendo en la actualidad ningún avance, ni imputación en la investigación, incluso cuando el ministro de Seguridad manifestara a los medios que fue una pelea entre internos y que tenía heridas de arma blanca .

Desde Justicia Legitima Nordeste entendemos que existe una responsabilidad política e Institucional del gobernador, Gustavo Valdes; del ministro, Juan José Lopez Desimoni; del jefe del Servicio Penitenciario, Roque Romero; y del jefe de Policía, Félix Barboza, por la gravedad de la situación de ambos homicidios, uno un Fusilamiento y el otro por tortura través de una golpiza de ocho agentes.

También responsabilizamos al Poder Judicial Correntino, por  su inactividad cómplice en las investigaciones, y la falta de imputaciones y detenciones en delitos tan graves como homicidios calificados, tanto de sus autores materiales como de quienes desde su responsabilidad institucional encubren tales crímenes.


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo