ESTA NOTICIA CONTIENE:
VIDEO
19-10-2020 / 12:55
Fin de semana: descontrol en un bar ilegal de la Costanera


Videos que se viralizaron en redes sociales demostraron el descontrol que se vivió durante el fin de semana en uno de los bares ilegales instalados en la Playa Arazaty. La situación obligó al intendente capitalino a dar explicaciones.
Videos que se viralizaron en redes sociales reflejaron la aglomeración de personas en pocos metros en el bar ilegal “Jack Tower”, que se ubica sobre la Playa Arazaty en la Costanera Sur de la ciudad de Corrientes. La situación obligó al intendente capitalino, Eduardo Tassano, a brindar explicaciones y amenazar con sanciones.

En las imágenes se puede observar con nitidez, como no se respeta el distanciamiento social requerido entre mesas, y como hay más de diez personas reunidas en una sola mesa. Ambas medidas incumplidas son las exigidas por los protocolos de la Municipalidad de Corrientes paran permitir la apertura de bares y restaurantes.

“Es difícil aceptar que no tengamos la comprensión de muchos para pelear con esta pandemia”, afirmó el jefe comunal. “Para eso hay que cumplir con lo estipulado, por lo que apelamos una vez más a los dueños de bares”, agregó.

Tassano advirtió que “si  no tenemos respuesta vamos a tomar las medidas”. “Es fundamental que se cumplan los protocolos”, dijo y añadió que “si no hay corrección de eso cerraremos los lugares donde no se respetan las normativas sanitarias vigentes”.

No es la primera vez que hay denuncias por incumplimiento de las medidas sanitarias por parte de Jack Tower. No obstante ello, el lugar sigue habilitado por la Municipalidad de Corrientes.

La Comuna también permitió, con un permiso precario, que los empresarios instalen un parador que, paulatinamente, se convirtió en Restó Bar y finalmente en un boliche.

Dicho lugar está edificado sobre la playa, algo que es cuestionado por vecinos y vecinas que se organizaron en los Defensores Costeros. El bar está usurpando una parte de la playa pública y haberse asentado sobre una base de hormigón. Asimismo, comercializa la cerveza de una reconocida marca internacional, violando una ordenanza municipal que prohíbe la venta y consumo de bebidas alcohólicas en las playas.

A principios de este año, el lugar también fue denunciado por la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec) por tener una conexión clandestina desde la cual se proveía de energía eléctrica.

El Parador, Restó Bar y Boliche es propiedad de los empresarios Matias Piattoni y Leandro Delgado, este último muy allegado y parte del personal del senador nacional, Carlos Mauricio Espínola.


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo