18-09-2020 / 19:01
Interna radical: cuando el río suena…


Sergio Flinta tuvo que salir a ratificar el liderazgo de Gustavo Valdés, luego que Ricardo Colombi puso en duda que no haya circulación comunitaria del Covid-19 y se animó a decir que algunos socios emigrarán de ECO. “La reelección del gobernador será natural”, dijo Flinta, quien agregó que “no veo salida de socios”.
Tras dos días de declaraciones mediáticas fuertes de Ricardo Colombi, el encargado de oficiar de vocero del actual gobernador, Gustavo Valdés, fue el senador provincial, Sergio Flinta. La interna radical parece estar entre alfileres a un año de la elección provincial que determinará el futuro mandatario de Corrientes.

Colombi atacó dos puntos sensibles para Valdés: la estrategia política y la sanitaria. De la primera directamente consideró que no existe, y de la segunda puso en duda que no haya circulación comunitaria del Covid-19 en la provincia.

Según Ricardo, “hay que transparentar si el virus ya está en circulación o no”. “Por más trazabilidad que haya, ¿cómo fueron los contagios?”, se preguntó en el programa Corrientes en el Aire. Fue un dardo dirigido al principal caballo de batalla de Valdés: la política sanitaria.

Quien se encarga de repetir todos los días que la trazabilidad de los contagios de coronavirus no se perdió, y por tal motivo no hay circulación comunitaria en Corrientes, es el secretario de la Gobernación, Carlos Vignolo. Discurso repetido por Valdés.

Anteriormente, Colombi había afirmado que “Gobierno y Alianza tienen que ser una misma cosa”, y pidió que la Administración provincial les otorgue herramientas a los partidos políticos “para dar la discusión política”. Sumando a su crítica sobre la falta de estrategia, Ricardo dijo que “algunos socios capaz que perdamos”.

Sobre la cuestión política el encargado de responder fue el senador provincial, Sergio Flinta, quien señaló que “no veo salida de socios”. “Es más, creo que algunos van a querer ingresar y quedarse”, redobló la apuesta.

Flinta no dudó en afirmar que “hay un liderazgo claro  de Gustavo Valdés”. A su vez, aseguró a Radio Dos que “su candidatura va a surgir de manera natural y consensuada”.

Otra cuestión en la que no coincidieron Colombi y Flinta es en la actualidad de la oposición. Para el ex gobernador, “sería interesante que algunos salgan de la burbuja para ver todo el trabajo que está haciendo la oposición que es visible y notable”.

Flinta se puso en la vereda de enfrente de esa visión, y dijo que “el peronismo carece absolutamente de liderazgo, y además la situación nacional no lo va a ayudar”.

Sorprende la distancia en el análisis que hay entre Colombi y Flinta, ya que el senador casi vitalicio siempre fue uno de los principales voceros de Ricardo en tiempos donde le mercedeño era gobernador. Asimismo, en la actualidad Flinta sigue siendo un aliado fiel de Colombi en el Senado provincial.

Colombi contó con Flinta y Vignolo para tejer la estrategia que lo depositó en el sillón de Ferré en el 2001. También los tuvo a su lado para volver al poder en el 2009, luego de una dura disputa con su primo, Arturo. Al parecer esta sociedad se rompió y los otrora laderos de Colombi se ubicaron bajo las alas de Valdés. ¿Se rompió?


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo