30-06-2020 / 02:21
IFE en Corrientes: el Gobierno nacional deberá revertir su decisión


El viernes, el presidente de la Nación dijo que habrá una tercera etapa del IFE pero solo para el Amba y Chaco. Corrientes, una de las provincias más pobres del país, quedaría afuera del beneficio, lo que sería un golpe feroz a la economía local.
El presidente de la Nación, Alberto Fernández, dio una mala noticia para Corrientes el viernes al informar que la tercera cuota del Ingreso Familiar de Emergencia será otorgado solo al Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba), Chaco, y alguna otra zona del país que este en una situación similar de circulación del Covid-19.

Esta novedad fue ratificada por la titular de la Anses, Fernanda Raverta, quien confirmó que la tercera etapa del bono de 10.000 pesos recaerá en zonas del país que estén en la Fase 1 del aislamiento obligatorio por la pandemia del coronavirus.

Esta decisión debe ser analizada nuevamente por el Gobierno nacional si quiere evitar lanzar a miles de correntinos y correntinas a niveles de vida más paupérrimos de los que tienen actualmente. Situación que también se puede trasladar a Formosa, Misiones, Salta, Catamarca, u otras tantas provincias que tienen una situación más aliviada con respecto a la pandemia, pero muy apremiante en lo que concierne a la economía.

En Corrientes, son 359.425 las personas que reciben el beneficio: 205.688 desempleados/as; 136.000 niños y niñas beneficiarios de la Asignación Universal por Hijos; 11.975 monotributistas; 2.900 titulares de la Asignación Universal por Embarazo; y 2.866 trabajadoras de casas particulares.

De prosperar la definición del Gobierno nacional, dejarán de circular alrededor de 3.000 millones de pesos en la provincia, con el correspondiente impacto en el consumo.

Consciente de esta situación provincial, la senadora nacional por el Frente de Todos, Ana Almirón, dijo el domingo que tratará interceder ante las autoridades nacionales para que las correntinas y correntinos sigan percibiendo el IFE, justificándose en la difícil situación económica que se vive en la provincia desde hace años.

Más allá de la decisión final sobre este tema puntual, parece que el Gobierno nacional aún no termina de percibir la precariedad a la que está sometida la economía argentina, más aún en provincias pobres como Corrientes.

Tampoco aparenta comprender la pulverización del poder adquisitivo (que se evidencia más en los sectores que conforman la economía informal) y del valor de la moneda nacional que tuvo lugar en los últimos años, y que se agravó por la actual pandemia que azota al mundo.

Desde algunos sectores del Gobierno hablan de reemplazar al IFE por un Ingreso Universal permanente. Sería una solución extraordinaria para una situación de igual tipo que desencadenó la pandemia; pero para ello el Estado deberá fortalecerse con nuevos instrumentos como un nuevo sistema impositivo o una mayor intervención en el comercio exterior. En estos casos, la Administración de Alberto Fernández deberá acelerar definiciones aún pendientes.


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo