04-12-2019 / 17:32
El PC pidió "desmonopolizar" el transporte público en Corrientes


El Partido Comunista fijó postura en el debate sobre un nuevo aumento del boleto, y, además, de condenar la suba, apuntó que "el principal problema del transporte público en la ciudad de Corrientes es el monopolio que ejerce Ersa".
El Partido Comunista de Corrientes, se metió de lleno en la discusión por el nuevo aumento del boleto de colectivo en la Capital provincial que está a punto de aporbarse en el Concejo Deliberante. Además de oponerse al incremento, exigió la desmonopolización del Sistema del Transporte Público.

Así lo hizo saber el secretario de Organización de la fuerza de izquierda, Diego Silva, quien participó de la Audiencia Pública realizada el lunes último. "Desde el PC creemos que el principal problema del transporte público en la ciudad de Corrientes es el monopolio que ejerce Ersa", dijo.

"Ersa maneja el 80% del sistema de transporte urbano de pasajeros de la ciudad de Corrientes, ya que opera en seis líneas y 18 ramales", señaló, y agregó que "tiene la concesión del transporte público en la Capital provincial hasta el año 2026, con posibilidad de prórroga por cinco años más".

Según Silva, "este predominio le permite ejercer presión para conseguir sucesivos aumentos en la tarifa plana". "En diciembre del 2009, el boleto costaba $1.30; diez años después subió a $7.68. Con un aumento equivalente a casi el 600%. En febrero de este año, el pasaje pasó a costar 19 pesos, es decir un 250% más", relató.

De concretarse el incremento que plantea la Municipalidad de Corrientes y el boleto pasa a costar 30 pesos, "la suba será del 390%", señaló. Pero si prevalece la propuesta del empresariado, y la tarifa plana asciende a casi $37; "el incremento con respecto a diciembre de 2017 será superior al 450%", puntualizó.

"De más está decir que ningún salario aumentó esa cifra en estos últimos dos años", aseveró, y añadió que "tampoco la inflación, uno de los argumentos que utiliza Ersa para justificar el aumento en el boleto".

A pesar de estos sucesivos aumentos en la tarifa plana y de los subsidios nacionales, provinciales y municipales que recibe; "la empresa tiene continuos conflictos laborales por falta de cumplimiento de los acuerdos salariales celebrados en paritaria nacional, y por tener empleados privatizados", sostuvo.

El dirigente del PC, recordó que "en el último tiempo han sido una constante los paros de los choferes por estos conflictos, que dejaron sin colectivos a los usuarios por horas, y en algunos casos, por días".

A continuación, Silva se preguntó si, con este costo, "se puede seguir hablando de un sistema de transporte público". "Un/a trabajador/a necesitará entre 60 y 74 pesos por día para ir a su lugar de empleo, en caso que sea un turno. Y en caso de que sean dos turnos, deberá gastar entre 120 y 158 pesos por día", sostuvo.

Es decir, "entre $1200 y $1500 por mes; o entre $2400 y $3000. Cuando el salario mínimo de un trabajador municipal es de 15.500 pesos, y un Neike gana $8.000", subrayó.

Finalmente, el referente comunista contó que "existen otras formas de gestionar el transporte público, además de entregarlo a los designios de una empresa".

Por ejemplo, "en Bahía Blanca funciona la Sociedad Anónima con Participación Estatal Mayoritaria (Sapem), que presta servicio de tres líneas de ómnibus, y está caracterizada la interacción de agentes públicos y privados", dijo. "Uno de las funciones que tiene es ser una empresa testigo de costos del sistema", recalcó.

"En Rosario también existe una empresa pública llamada Movi, que tiene a su cargo 25 líneas de colectivo; es la encargada del manejo del mantenimiento y operatividad de dos líneas, y de servicios especiales", explicó.


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo