14-10-2019 / 09:43
El debate acentuó la polarización creciente entre Alberto y Macri


Ninguno de los candidatos por fuera de los dos más votados en las Paso logró imponerse como una tercera opción en el primer debate entre los candidatos a presidentes. Crece la polarización entre Alberto Fernández y Mauricio Macri.
Pasó el primer debate entre los candidatos a presidentes de la Nación que tuvo lugar en la ciudad de Santa Fe este domingo. Se consolida la polarización entre el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández; y de Juntos para el Cambio, Mauricio Macri; ante la debilidad de los otros cuatro postulante.

Tanto Nicolás del Caño del Frente de Izquierda, José Luís Espert de Despertar y Juan José Gómez Centurión de Nos; se limitaron a reafirmar su espacio de votantes que en las Paso no superó el 3% en ninguno de los tres casos.

Por su parte, a Roberto Lavagna de Consenso Federal se lo notó apagado sin poder aprovechar la oportunidad de consolidarse como una tercera opción entre los dos frentes más votados.

En los momentos de discusión entre Macri y Fernández, el candidato peronista se centró en rebatir los datos falsos lanzados por el presidente de la Nación en lo que se refiere a Educación, Salud, jubilados y Ciencia y Técnica, entre otros. Además de la parte económica, donde el actual mandatario también intentó instalar una realidad falsa con respecto al endeudamiento récord que tomó su gestión en estos casi cuatro años.

Lo más repudiable de la jornada fue el negacionismo del Terrorismo de Estado que realizaron Gómez Centurión y Espert en su afán de afianzar su electorado de extrema derecha.

Además, el postulante del frente Nos se centró, casi exclusivamente, en recalcar su posición en contra de la legalización del Aborto. Llegando al extremo de repetir un mismo speech dos veces en el mismo debate, al afirmar que “se reparte misoprostol como caramelos”.

Espert también cargó contra el sindicalismo haciendo mención a Hugo Mayano y Roberto Baradel. En otro momento, se despachó proponiendo el arancelamiento de las Universidades Nacionales. 

Asimismo, el candidato del trotskismo, Nicolás Del Caño, se dedicó más en cuestionar al postulante del Frente de Todos, Alberto Fernández, que al actual mandatario nacional. La crítica se centró en la complicidad de algunos dirigentes que integran la alianza encabezada por el Peronismo con la gestión de Cambiemos.

Al confrontar con un candidato de centroizquierda, Del Caño dejo en claro su objetivo en este debate: consolidar su porción del electorado de izquierda, que en las Paso no alcanzó el 3%.


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo