30-10-2018 / 08:26
Propuestas y promesas de Provincia no alcanzan para paliar crisis de textiles


Trabajadores de Tipoití manifestaron que la situación sigue igual que la semana pasada, más allá de la promesa de intervenir en el conflicto que hizo el Gobierno. En Alpargatas, rechazaron los microcréditos de la Provincia.
Las promesas y propuestas que realiza el Gobierno de Gustavo Valdés no están alcanzando para paliar la crisis que vive el sector textil en Corrientes. En Tipoití sigue la incertidumbre ante la paralización total de la producción prevista para diciembre, mientras que los trabajadores despedidos de Alpargatas rechazaron los microcréditos ofrecidos por la Administración provincial.

Los trabajadores de Tipoití anticiparon que pedirán una audiencia con Valdés, ya que el gobernador solo se reunió con los directivos de la textil. Además, afirmaron que la situación sigue igual que hace una semana, más allá de la promesa de intervención en el conflicto que se realizó desde el Gobierno.

En ese sentido, el ministro de Industria de la Provincia, Raúl Schiavi, había dicho que “todo lo que está en manos de la Provincia, estará disponible para aportar y encontrar las herramientas necesarias en pos de afrontar la situación, por lo que debemos monitorear día a día cómo evoluciona y poder encontrar las soluciones pertinentes”.

No obstante, el referente de los trabajadores de Tipoití, Gustavo Bravo, indicó que "seguimos como hace una semana: vamos a trabajar todo noviembre y vamos a parar del 3 de diciembre al 5 de enero”.

Asimismo, señaló que “sabemos que la empresa se reunió con el gobernador, pero a nosotros los trabajadores no nos avisó nada". "Queremos reunirnos con él para contarles nuestra situación y que nos dé garantía de continuidad de trabajo”, sostuvo en declaraciones a Radio Dos.

Por su parte, los trabajadores despedidos de Alpargatas en Bella Vista, rechazaron los microcréditos para desarrollar empredimientos ofrecidos por la Provincia. 

Los mismos eran de 100 mil pesos, pero debían ser devueltos mediantes cuotas de $10.000. Además, los 60 despedidos debían convertirse en monotributistas para bancarizarse en el Banco de Corrientes, y perder la posibilidad de recibir el Fondo de Desempleo. 

La propuesta fue calificada como "inaceptable" por los representantes gremiales, que seguirán gestionando mejores soluciones para los empleados que fueron cesanteados hace unas semanas. 


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo