30-01-2018 / 23:37
Venezuela: encontraron a las hermanas Tomasella y detuvieron a Carla Pipaon


Este martes, Interpol detuvo a Carla Pipaon y su pareja e hijas en las Islas Margaritas de Venezuela precisamente en Islas Margaritas, cuando estaban junto a las hijas de la mujer. Pipaón se fugó hace casi dos años denunciando maltrato de su pareja.
En horas de la tarde del martes fueron detenidos Carla Pipaon y su pareja en Venezuela precisamente en Islas Margaritas, luego de una investigación del Consulado Argentino junto a Interpol. Ambos estaban con las hermanas Tomasella, hijas de la mujer.

Las niñas se encuentran fueron derivadas a Minoridad y Familia de Venezuela. Pipaon había desaparecido el 8 de julio del 2016 junto a sus hijas, no sin antes denunciar al padre de las niñas por golpes, vejaciones y abuso sexual, tratándolo de un enfermo mental.

En estos momentos, Lucio Tomasella, padre de las niñas, se prepara para viajar a caracas y traer a las niñas que desaparecieron hace casi dos años.

Las menores de 4 y 9 años habían sido llevadas por su madre, Carla Pipaón, el 8 de julio de 2016 y lluego incorporadas a la lista del Registro Nacional de Chicos Extraviados del país. El padre fue quien realizó las denuncias.

Desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación se encabeza la búsqueda de Julieta y Abril Tomasella, quienes huyeron junto con su madre, Carla Pipaón, el 8 de julio del año pasado de su casa ubicada en la localidad de Goya.

El 6 de septiembre de 2016, Carla Pipaón dio señales de vida a través de una publicación en Facebook, donde subió una imagen con sus dos hijas con la leyenda “Estamos bien”. En su extenso relato aclaró que no está con ningún hombre y contó hechos escalofriantes. Acusó a su ex marido Lucio Tomasella de “enfermo mental” y hasta reveló que la tuvo “10 años bajo golpes, vejaciones y abuso sexual”. 

Desde entonces y pese a que el Juzgado de Familia que atiende el caso le dio garantías para que regrese, no se sabe nada de Pipaón.

“Ella decía que yo era violento, que la acechaba y otras cuestiones. Pero nunca presentó pruebas porque simplemente esto nunca existió. Si abusé de mis hijas, no entiendo por qué no hizo la denuncia en su momento. Yo estaba con mis hijas de lunes a viernes 4 horas por día y los fines de semana alternados. En las vacaciones de invierno tenía 1 semana y en las de verano 15 días”, respondió en su oportunidad Lucio Tomasella.


2014 - Nueva Mirada Corrientes @LvDesarrollo